El papa Francisco saluda a representantes de comunidades amazónicas durante su visita al Perú en el 2018. (Foto/archivo)
El papa Francisco saluda a representantes de comunidades amazónicas durante su visita al Perú en el 2018. (Foto/archivo)

“También en este año, las poblaciones de varias regiones del continente americano y el sudeste asiático han sufrido duramente indescriptibles dificultades y sufrimientos, causados por aluviones, inundaciones, incendios, terremotos y sequías. Por lo tanto, las cuestiones ambientales y el cambio climático son algunos de los temas en los que se hace particularmente urgente encontrar un acuerdo por parte de la comunidad internacional”. Eran las palabras del Papa en su discurso al tradicional discurso al cuerpo diplomático que hace cada año para darles las felicitaciones navideñas.

En su discurso, el Santo Padre abordó el tema del próximo Sínodo de los obispos dedicado a la Amazonía, que será en octubre. En este sentido, dijo, y a la luz del consenso alcanzado en la reciente Conferencia internacional sobre el clima (COP-24) celebrada en Katowice, espero un compromiso más decisivo de los Estados que fortalezca la colaboración para hacer frente con urgencia al fenómeno preocupante del calentamiento global.

Agregó que la tierra pertenece a todos y las consecuencias de su explotación recaen sobre la población mundial, y de manera más dramática en algunas regiones, entre ellas se encuentra la Amazonia. 

“Una vez más, deseo llamar la atención de los gobiernos para que se ayude a quienes han emigrado a causa del flagelo de la pobreza, de todo tipo de violencia y persecución, así como de los desastres naturales y el cambio climático, y para que se tomen las medidas que permitan su integración social en los países de acogida, dijo el Papa, “Todo ser humano anhela una vida mejor y más feliz, y no se puede resolver el desafío de la migración con la lógica de la violencia y del descarte, ni con soluciones parciales”.

Al respecto, el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, cardenal Fernando Filoni, dijo que los pueblos indígenas están en el corazón de la Iglesia.

El purpurado recuerda que debemos sobre todo privilegiar la atención sobre el hombre, tener una antropología positiva hacia estos pueblos del Amazonas, pequeños o grandes que sean. Puesto que, si hace falta este concepto, de consecuencia sufre el medio ambiente, porque la dignidad de estos pueblos y el cuidado del medio ambiente están interconectados.  La Iglesia necesita, sobre todo, dijo, tener una actitud positiva de afecto, amor y atención hacia estos pueblos.

Por último, recordó la coincidencia del sínodo con el mes misionero extraordinario, que permitirá reflexionar también sobre cómo el Evangelio pueda ser anunciado y llevado a estos pueblos. La dignidad del hombre está unida al misterio de Cristo, dijo, y creemos que también el anuncio del Evangelio ayudará a los indígenas y al medio ambiente, para obtener un rescate espiritual, moral y material. Sobre las misiones, el cardenal dijo que el ser misionero no está concentrado solamente en los grupos religiosos, que era su principal vocación. Hoy día como lo subraya el papa Francisco, todos nosotros somos en virtud del bautismo, misioneros.

La Congregación para la Evangelización de los Pueblos, dijo el cardenal, está involucrando a las diócesis para que asuman una responsabilidad directa con los vicariatos, sobre todo donde los institutos religiosos no están en grado de trabajar en su misión. Ser misionero es parte de todos. Vaticano News