Timothy P. Broglio, arzobispo para los Servicios Militares de Estados Unidos y presidente del Comité de Justicia Internacional y Paz de la Conferencia Episcopal emitió un comunicado para expresar su solidaridad con los obispos de Venezuela.

A continuación, el texto completo del comunicado del arzobispo Broglio:

“En nombre de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, expreso nuestra solidaridad con los obispos de Venezuela y con todos aquellos que están trabajando por una justa y pacífica solución a la crisis en esa nación. La situación humanitaria es grave. La severa malnutrición y la muerte por enfermedades tratables afectan a un creciente número de venezolanos.

Estoy agradecido con el compromiso del Gobierno de Estados Unidos de brindar la asistencia humanitaria que los venezolanos necesitan desesperadamente. Insto a la Administración a ayudar a facilitar la provisión de asistencia humanitaria y, cuando sea necesario, a coordinar las opciones de migración segura para evitar más sufrimiento. La Iglesia en Venezuela, tal como sus obispos lo declararon el 4 de febrero, actúa ‘de acuerdo con los principios de independencia, imparcialidad y humanidad’, y está dispuesta a ayudar a distribuir la asistencia de manera justa y equitativa.

Que Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela, cuide a todos los venezolanos mientras luchan por la paz y la prosperidad en su país”.