Óscar Washington Tabárez, DT de la selección de Uruguay. Foto/archive
Óscar Washington Tabárez, DT de la selección de Uruguay. Foto/archive

Óscar Washington Tabárez, seleccionador de Uruguay, volvió a dar una lección ante los medios de comunicación. Pausado, con respuestas sesudas, inteligentes y aleccionadoras, el Maestro consiguió encandilar a una audiencia que tomó nota de cada una de sus respuestas. Fueron diez preguntas exactas y de ellas quedó un magnífico decálogo:

CAVANI Y LOS "JUEGUITOS" DE LA PRENSA
"Es muy importante para nosotros y está en un buen momento futbolístico. De la lesión de Cavani se informó de una manera muy precisa con dos comunicados. El primero parece que no alcanzó y se especuló. En el segundo parece que tampoco valió y se preguntó a especialistas que no están aquí y no saben. No quiero entrar en ciertos jueguitos de algunos que tienen un concepto del periodismo que no comparto y no nos gusta. En 24 horas se sabrán quien jugará. No tenemos ansiedad, no queremos hacer creer nada. Queremos ganar el partido y nada más. No queremos dar el más mínimo espacio a esto".


FRANCIA COMO REFERENCIA CULTURAL FUTBOLÍSTICA
"Es muy difícil dos partidos y dos rivales iguales. Francia es un equipo muy poderoso. Tienen vínculos de respeto y culturales con nosotros que vienen desde siempre. El primer idioma que me enseñaron aparte del español fue el francés. El primer gran triunfo internacional de Uruguay fue en Francia. Hay vínculos culturales evidentes. Cuando buscamos rivales importantes, Francia siempre dice que sí, otros dicen que no. Eso lo reconocemos. Cuando estuve trabajando con la FIFA en el Mundial de 1998 me enseñaron los centros de formación y son un ejemplo. Visitamos Clairefontaine y muchas cosas que tuvimos muy en cuenta en nuestro trabajo. Nos miramos en el espejo de Francia. Van a ser rivales mañana, pero de ninguna manera enemigos".



CÓMO RETOMAR LA IDENTIDAD FUTBOLÍSTICA DE URUGUAY

Lo primero, creer en el trabajo colectivo y en las organizaciones. Quisimos ver como retomar el hilo que se rompió de los grandes triunfos de la primera parte del siglo XX. Creo que lo hemos logrado. Tiene que ver con la pasión por el fútbol y con las ganas de rescatar la historia a la que se quiere volver. El trabajo con los juveniles es muy importante. Es la actividad futbolística que cada fin de semana congrega a más personas fuera del fútbol profesional. 300.000 personas juegan cada fin de semana. Los padres van a ver a sus hijos. Es La pasión por el fútbol. Si desapareciera el fútbol infantil en Uruguay sería una tragedia. La vida es eso, dejar enseñanzas y tender puentes. Estoy convencido de que eso es así. Todos los grandes proyectos parten de las dificultades, de las derrotas, de las decepciones y a partir de ahí, saber que se quiere y hacerlo de forma permanente.



RUSIA, EL MEJOR MUNDIAL DE SIEMPRE

"No fui el único pero fui uno de los primeros que salí a defender lo que pasó en Sudáfrica en cuanto su organización. Hubo descreimiento en cuanto a eso. Es un mundial importante y el país organizador ha dado la talla. Pero este, en cuanto a organización, seguridad y nivel de los estadios, es uno de los grandes Mundiales que han existido. De los que he vivido, hasta ahora, el mejor. Es una opinión personal".



LA HUMILDAD DE URUGUAY, "SIEMPRE DESDE ATRÁS"

"No puede venir nadie a decirnos qué tipo de país somos, cuáles son nuestras características demográficas, nuestras condicionantes y limitaciones. Lo tenemos claro. Es parte nuestra y lo valoramos cuando competimos. Pasó en Sudáfrica y pasó en Brasil 1950. Entonces, hay que ver cómo esta el partido. Históricamente, lo dice una canción, "nunca favoritos y siempre desde atrás". La historia de este partido puede tener una presunción previa. Tenemos una gran ilusión de que nos salga este partido. Si ocurre después eso, se descansa, se promocionará la ilusión para el siguiente. Pero pensar en esa posibilidad tiene que permanecer en el plano de la intimidad. Hacerlo público, desconcentra.



LA GRANDEZA DE ENSALZAR AL RIVAL

"Es una acto de grandeza destacar las virtudes de los contemporáneos de uno. En el caso de Deschamps, fue jugador de la Juventus cuando yo dirigí al Milán. Fue un gran centrocampista. Después comenzó su carrera de entrenador. Hace tiempo que está, nos hemos enfrentado algunas veces, y creo que en esta oportunidad tiene un juego muy importante adaptado a los jugadores que tiene. Es un síntoma de inteligencia y de practicidad, que es lo que hay que tratar de tener sobre todo cuando se depende de los resultados. Tiene jugadores veloces que hacen un juego directo. Tienen jugadores creativos. Vamos a encontrar un equipo muy importante. También tienen jugadores altos. Tienen un esquema para generar jugadas. Es un equipo poderosamente mundial, estamos informados de lo que hace. Limitaremos sus puntos fuertes y trataremos modestamente de crearles algún problema defensivo".



EL OTRO "JUEGUITO": ESPECULAR CON UN ÁRBITRO ARGENTINO:

"Nunca me preguntaron por el árbitro en partidos anteriores y ahora sólo lo hacen por ser argentino. Un dato: nunca ganamos un partido con este árbitro. No quiero entrar en estos jueguitos. Es un buen árbitro y de experiencia. Punto".



CUIDAR A LOS JÓVENES, UN EQUIPO DE AMIGOS

"Ha habido una renovación en Uruguay, pero se han mantenido ciertas cosas. En un plantel siempre tiene que haber varios líderes. Los jóvenes, el día que llegan por primera vez, son protagonistas. Se les da una atención especial. Después de tanto tiempo, ellos imaginan que vienen a ayudar al equipo. Eso se va dando. A mí no me sorprende, pero cada vez me regocija más. Lo que pasa aquí sucede en una familia y en un grupo de amigos. Creo en esas cosas y sobre todo cuando tengo gente que a la hora del trabajo y la profesionalidad no se confunden. Con jugadores que estén tranquilos y cómodos, es probable que tomen decisiones correctas en la cancha. Creo que hay muchas cosas de esas y es un punto fuerte. Contra eso ningún rival puede hacer nada".



VICTORIA POR ORGULLO

"Dependemos mucho de nuestra fuerza defensiva. Es una situación que en algún momento del partido todo el equipo tiene que afrontar. El equipo que sólo tenga fuerza en un aspecto, no es completo. No vamos a renunciar en lo que creemos que somos fuertes. Hemos tratado de mejorar después de los dos primeros duelos. Quedaba una cuenta pendiente aparte de los dos primeros resultados. Contra Rusia lo conseguimos, contra Portugal no tanto, pero alcanzó para eliminar al campeón de Europa. Vamos a ir en la misma senda. Cuando se razona se piensa en las tres posibilidades: derrota, victoria o alargue. Estamos con unas ganas bárbaras de jugarlo e intentarlo. Si lo conseguimos, sería maravilloso. No sólo por el hecho de llegar tan lejos. Sólo por el hecho de haberlo logrado".



PREGUNTA: ADIVINO QUE NO VA RESPONDERME SI SEGUIRÁ CON URUGUAY

Respuesta: "Adivinó. No quiero desconcentrarme en nada que no tenga nada que ver con el partido. Ya está la respuesta". EFE