Archdiocese of Washington
Catholic Standard
RSS
Facebook
Twitter
Contactos
 
ARQUIDIÓCESE DE WASHINGTON, Sirviendo a la Communidad
An image.
Friday, February 24, 2017
An image.
  • Las autoridades de inmigración (ICE) detuvieron, esta semana, a un joven mexicano de 23 años amparado por un programa de alivio migratorio para los que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños y a quienes se conoce como ‘dreamers’ (soñadores).
  • La reciente imagen de solidaridad –en defensa de los refugiados y los perseguidos– de los líderes de las diversas comunidades religiosas del área metropolitana fue un hermoso cuadro del alma común, que no tiene un color particular (ver pág. 4), una reafirmación de la hermandad universal donde todos somos ‘de muchos uno’, principio fundacional de nuestra nación.
  • La dignidad de la persona humana, la consecución del bien común, el principio de subsidiaridad y el llamado de solidaridad –principios morales en la que está enraizada la doctrina social de la Iglesia Católica.
  • Todo tiene su momento. Un momento para todo lo que se quiere hacer. Un momento para el solaz, para el trabajo, para el estudio duro y sostenido, para el ocio y la dedicación.
  • El fútbol, un deporte universal como ningúno otro, es una mímesis del carácter y comportamiento de las personas. Pruebas al canto, el clásico de la liga española, Real Madrid vs. Barcelona, terminó empatado a un gol por bando, el pasado fin de semana.
  • Las parroquias culturalmente diversas son las de más rapido cre-cimiento en Estados Unidos, según un reciente informe de CARA. Nada extraño si consi-deramos que, gracias a la inmigración, la Iglesia Católica en Estados Unidos tuvo el más grande crecimiento en toda su historia, verdad de perogrullo que el reporte confirma (ver págs. centrales). Vivimos en una sociedad multicultural y globa-lizada donde es imperativo   construir puentes de diálogos.
  • Un gran amigo, el más leal y jovial, partió   inesperadamente el pasado domingo a las 4:30 de la tarde, dejando una gran tristeza y un inmenso vacío en el corazón de todos los que lo conocimos. Era un ‘niño’ con un espíritu juguetón y mirada intensa e inquisitiva cuando se comunicaba y for-zaba el ‘diálogo’ con su tozuda y persistente mirada. Hacía gala de una paciencia proverbial que llamaba y ga-naba la atención de los que estaban a su alrededor, para muchos un ‘actor’ sin igual, digno de un Óscar. Era el compañero ideal e incondicional en los momentos de soledad, compañía sin par, que llenaba los vacíos de la melancolía y la ausencia de seres queridos. Era pequeño, pero con un corazón gigante que abrazaba a todos los que lo conocieron y a quienes encandilaba con su carácter vivaz y exhuberante.
  • Los comicios generales del martes 8 de noviembre son un gran reto para los ciudadanos fieles, quienes en el actual contexto político quizá se sientan desalentados por candidatos con bajos índices de credibilidad y con pocos que comparten nuestro compromiso integral con la vida y dignidad humana.
  • Creo que a nadie le es ajeno la inestabilidad sociopolítica de nuestro entorno y que, por lo general, la primera premisa que enfrentamos en medio del caos que amenaza con destrozar todo a su paso es reconocer que, en tiempos de ‘cambios radicales’, es necesario evaluar sus consecuencias no solo en términos positivos, sino también con el terrible e ineludible ‘peso’ de tener que decidir.
  • En diciembre de 1970, el canciller de Alemania Occidental, Willy Brandt, firmó un acuerdo reconociendo la línea fronteriza Alemania-Polonia durante su visita a Varsovia, donde colocó arreglos florales en la Tumba del Soldado Desconocido y en el Monumento a los Héroes del Ghetto.
  • En poco menos de ocho semanas sabremos quién estará dirigiendo el país. Entretanto priman, en ciertos sectores, sentimientos beligerantes e impregnados de ira cuando se habla de los inmigrantes indocumentados.
  • LNo hay nada más hermoso que llevar un niño en brazos. Esa es la sensación o sentimientos que nos embargan cuando vemos a una madre o a un padre con su hijo/a en brazos. Imágenes sencillas que enseñan y transmiten el maravilloso poder del amor. Imágenes que hablan por sí mismas y que dicen más de lo que podría decirse en mil pa-labras. Imágenes que nos son familiares y que las experimentamos de primera mano en el seno familiar.
  • La solidaridad de nuestra comunidad con los damnificados del edificio de apartamentos, en Silver Spring, que fue destruido totalmente por las llamas, la madrugada del 11 de agosto, se materializó de inmediato en donaciones de ropa, alimentos, víveres y una recaudación relámpago de más de cien mil dólares en una radiotón. Caridades Católicas y la Cruz Roja fueron los primeros en acudir al auxilio de los afectados por el siniestro, al igual que el movimiento de Renovación Carismática, Radio América, Casa de Maryland y empresa-rios. Mas, sin ir en detrimento de la generosidad de los demás, un particular  ‘rostro’ no pasó desapercibido por la inmensa proporcionalidad y significado de su entrega.
  • A juzgar por lo observado –en los últimos meses– en el acontecer nacional y al que nadie puede sustraerse, ni permanecer indiferente, las malas ideas que apelan a los prejuicios –y buscan chivos expiatorios de todos los males que nos aquejan– tienen un impresionante poder de permanencia, amén de afirmar estereotipos y despertar pasiones insanas.
  • Hace un par de semanas millones de portugueses celebraron, con justificado orgullo, el histórico triunfo de su selección de fútbol que venció a la selección francesa en la final de la Eurocopa 2016, en tiempo extra, por el marcador de 1-0.
Editorial
GO
  • Las autoridades de inmigración (ICE) detuvieron, esta semana, a un joven mexicano de 23 años amparado por un programa de alivio migratorio para los que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños y a quienes se conoce como ‘dreamers’ (soñadores).
  • La reciente imagen de solidaridad –en defensa de los refugiados y los perseguidos– de los líderes de las diversas comunidades religiosas del área metropolitana fue un hermoso cuadro del alma común, que no tiene un color particular (ver pág. 4), una reafirmación de la hermandad universal donde todos somos ‘de muchos uno’, principio fundacional de nuestra nación.
  • La dignidad de la persona humana, la consecución del bien común, el principio de subsidiaridad y el llamado de solidaridad –principios morales en la que está enraizada la doctrina social de la Iglesia Católica.
Arquidiócesis de Washington | Recursos para la Comunidad | Catholic Standard