Niños con diversos grados de discapacidad, acompañados de sus maestros y padres, encuentran ayuda en la Comunidad de Recursos Hispanos de Maryland. (Fotos/cortesía/CRH)
Niños con diversos grados de discapacidad, acompañados de sus maestros y padres, encuentran ayuda en la Comunidad de Recursos Hispanos de Maryland. (Fotos/cortesía/CRH)

Jennifer Benancio tiene 21 años y tiene discapacidad intelectual y por eso no habla bien ni lee ni escribe. Con mucho esfuerzo, ya está en el último año de la escuela.

Cuando llegó por primera vez a las actividades que organiza la Comunidad de Recursos Hispanos, ella no hablaba y no socializaba. "Desde que participa en el grupo, ha aprendido muchas palabras, se ha vuelto más sociable e incluso ha hecho amistad con una niña ciega", según su madre.

Quien también viene a todas las actividades con su familia es Jeffrey, un niño de 10 años con dificultades en el aprendizaje y trastorno de déficit de atención (ADD).

 "Él era un niño al que nadie podía ni acercársele porque ya estaba peleando. Ahora es más tolerante, más sociable y el primero en llegar a estos encuentros con otros chicos hispanos con discapacidades", según su madre.

"Estoy segura de que las actividades que ofrecemos a la comunidad, les ha ayudado a niños y jóvenes en la parte social, en cuanto a compartir más con los demás. Se dan cuenta de que hay otros niños con más discapacidades que ellos y tratan de ayudar", dijo Lilia León Arze, directora de la Comunidad de Recursos Hispanos (CRH).

CRH es un programa que comenzó en 2015, bajo el auspicio de la Arquidiócesis de Washington, para servir a discapacitados hispanos y sus familias.

"Nuestros comienzos fueron en la Iglesia St. James, ahora, gracias al departamento de necesidades especiales de la arquidiócesis, tenemos nuestra oficina en Pope Francis Center, Landover Hills, Maryland", detalló Lilia, quien hace unos días recibió el reconocimiento ”Spirit Hero Award" de parte de la Secretaría del Departamento de Discapacidades de Maryland.

CRH organiza diversas actividades gratuitas para niños y adultos con discapacidad, también talleres para sus padres.

Mientras profesionales certificados les dan clases de movimiento y flexibilidad a los hijos, cada lunes a las 7:30PM, los padres participan en talleres informativos.

Aprenden, por ejemplo, sobre IEP, Medicare y DDA, prevención de abuso infantil y cómo solicitar los beneficios del gobierno.

El tercer viernes del mes padres e hijos se dedican a la pintura y otras actividades artísticas. El segundo miércoles del mes ofrecen ZumbDance, que incluye música y baile.

El 14 y 21 de septiembre van a ofrecer talleres de autodefensa en su sede de Landover Hills, también el 5 y 12 de octubre en Lally Pop Kids Foundation, en Rockville, MD.

Están planeando organizar una noche de películas para toda la familia, que incluirá pop corn y jugos.

CRH está organizando una cena de recaudación de fondos a beneficio del programa. Será el 29 de septiembre en la Iglesia St Mary de Landover Hills, Maryland.

Siempre son bienvenidos los voluntarios que puedan desempeñarse como maestros, enseñar habilidades como pintura o en funciones administrativas.