Monseñor W. Ronald Jameson. (Foto/archivo)
Monseñor W. Ronald Jameson. (Foto/archivo)

El pasado domingo 10 de junio en la catedral de San Mateo Apóstol se celebró una misa de acción de gracias en honor de su rector, monseñor W. Ronald Jameson, por el quincuagésimo aniversario de su ordenación.

El acto litúrgico estuvo a cargo del padre James Greenfield, quien, entre otras cosas, destacó el trabajo pastoral y social realizado por monseñor Jameson en favor de su comunidad parroquial. “Son tres las formas en que nos ha formado a todos nosotros como discípulos: a través de su alegría, de su régimen honesto y de su sólido sacerdocio”.

También resaltó su dedicación en el establecimiento de un archivo parroquial, así como la defensa de los valores históricos de la catedral de San Mateo Apóstol, que determinó su inclusión en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

En la despedida, monseñor Jameson agradeció los elogios y dijo durante años los feligreses de la catedral de San Mateo Apóstol lo habían desafiado, amado, perdonado y orado por mí. “Han sido tantas las oraciones que me han ofrecido, que soy yo quien les doy las gracias. En realidad, hoy no se trata de mí, sino que se trata de Dios, se trata de la Iglesia”.

La misa concluyó con una bendición especial a los presentes y una despedida acompañadas con temas interpretados por la Schola Cantorum de la catedral.

Durante sus primeros once años en la catedral San Mateo Apóstol, monseñor Jameson tuvo el honor de ayudar a dos religiosos, los cuales ahora forman parte del canon de santos. Moderó una conferencia de prensa durante la visita de la Madre Teresa de Calcuta a Washington DC en 1974. También actuó como coordinador arquidiocesano de liturgias, que fueron celebradas por el Papa Juan Pablo II en su visita a nuestra capital en 1979.

En el año 2015 recibió en la catedral San Mateo Apóstol al papa Francisco durante su servicio de oración con los obispos estadounidenses.