En el Distrito de Columbia algunas personas conducen sus vehículos sin licencia. (Foto/archivo)
En el Distrito de Columbia algunas personas conducen sus vehículos sin licencia. (Foto/archivo)
Un grupo de manifestantes se reunieron la noche del lunes frente al edificio de la alcaldía del Distrito de Columbia para pedir al concejo y al alcalde la aprobación de una propuesta que permitiría que sus residents obtengan licencias de conducir y tarjetas de identificación, sin importar su estatus migratorio.

Actualmente, el Departamento de Vehículos Motorizados exige pruebas de residencia legal o visas vigentes para otorgar dicho documento.

Esta situación ha creado serios problemas entre los residentes indocumentados quienes con o sin licencia, están al frente del volante.

La falta de este documento, dicen los patrocinadores de la propuesta, también mantiene en las sombras a muchos inmigrantes no autorizados que pagan impuestos y que cumplen con las leyes de la ciudad.

De convertirse en ley la propuesta, Washington D.C. se convertiría en la cuarta jurisdicción del país en donde los inmigrantes indocumentados pueden obtener licencias de conducir. En los estados de Nuevo México, Utah y Washington no se requiere que presenten pruebas de ciudadanía.

En Nuevo México, sin embargo, el tema ha desatado un controversial debate político. La gobernadora republicana Susana Martínez, intentó revocar la ley, argumentando que es una amenaza para la seguridad pública. Esto después de una revisión de datos por parte de la Prensa Asociada reveló indicios de fraude por parte de inmigrantes que viajan de otros estados a Nuevo México, y con una dirección ajena, obtienen el documento.

En Washington D.C. mientras tanto, quienes apoyan la iniciativa esperan poder presentar sus argumentos ante el resto de los concejales capitalinos lo antes posible.