Frente a la Casa Blanca un grupo de líderes guatemaltecos, acompañados de activistas centroamericanos, demandaron al presidente Barack Obama la aprobación del Estado de Protección Temporal (TPS) para sus compatriotas. La concentración se realizó el pasado viernes.

El pedido respalda la iniciativa del presidente de Guatemala, Álvaro Colom, quien recientemente solicitó al gobierno estadounidense la el TPS para los guatemaltecos que viven en la Unión Americana debido a la tormenta ‘Agatha’, que dejó más de 170 muertos, 100 desaparecidos y provocó el desplazamiento de 100.000 personas.

La Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala (RPDG), en conjunto con otras organizaciones, enviaron una nota a la secretaria del Department of Homeland Security, Janet Napolitano, con cerca de tres mil firmas para apoyar la solicitud del gobierno de Guatemala. Los guatemaltecos anhelan un TPS igual que el logrado por salvadoreños y nicaragüenses en años anteriores.
“Existen un 15 por ciento de nuestros nacionales guatemaltecos fuera del país. Pensamos que están en Estados Unidos y el TPS sería una gran ayuda humanitaria”, expresó Erasmo Morales, presidente de la RPDG.

Se estima que en Estados Unidos residen 1.7 millones de guatemaltecos y el 60 por ciento son indocumentados. Esta cifra disminuye cada vez ya que en lo que va del 2010 han sido deportados más de 10 mil.

Morales agregó que el TPS sería de mucha ayuda para su país, pues se ha comprobado que otros países que cuentan con esta protección ha aumentado en 25 por ciento sus remesas familiares y fortalecido la economía.

“Seguiremos la lucha para lograr el TPS”, manifestó Erasmo al invitar a todos los guatemaltecos para que se unan a la causa. Líderes de otras organizaciones como CASA de Maryland y el Centro de Recursos para Centroamericanos (CARECEN) participaron en el evento.