Leonel Cuello, representando a Lord Baltimore, cuenta su vida al ejecutivo del condado de Montgomery Ike Leggett. (Fotos/Rafael Crisóstomo)
Leonel Cuello, representando a Lord Baltimore, cuenta su vida al ejecutivo del condado de Montgomery Ike Leggett. (Fotos/Rafael Crisóstomo)
Con mucho entusiasmo, los estudiantes de la escuela católica St. Francis International de la Arquidiócesis de Washington celebraron el jueves pasado el Día de Maryland: una ocasión para aprender más sobre su estado, conocer a funcionarios públicos y, sobre todo, reconocer la importancia de la participación cívica.

Los alumnos del cuarto grado de ese plantel también tuvieron la oportunidad de desarrollar su talento histriónico a traves de una exhibición escolar interactiva en la que ellos fueron los protagonistas.

“Estamos contándole a nuestros visitantes sobre la gente importante de Maryland”, dijo el alumno Mateo Guerra (10), quien vestido como Samuel Chase explicó la vida y obra de quien fuera miembro de la asamblea estatal entre los años 1764 y 1784.

Al igual que sus compañeros, Samuel pudo exhibir su talento artístico a través de grandes carteles que presentaban la firma, foto, breve historia y logros de cada personaje destacado de Maryland. “¡Me gusta hacer esto! Me siento mejor cuando me expreso...”, dijo el niño de origen boliviano y guatemalteco.

Samuel está feliz de estudiar en la escuela St. Francis International ubicada en los predios de la parroquia San Camilo, en el 1600 de la calle Camillus Drive en Silver Spring, Maryland. La escuela fue inaugurada recientemente por la arquidiócesis, con un modelo educativo innovador y a la altura de las exigencias académicas del siglo XXI. “Me gusta mi escuela porque hacemos muchos proyectos y los profesores son buenos y hasta nos hacen reír”, anotó.

Entre los funcionarios electos que participaron en esta actividad, cabe destacar al ejecutivo del condado de Montgomery, Ike Leggett, quien conversó con los alumnos uno a uno. Recorrió los puestos de exhibición de prominentes figuras de Maryland, desde la santa Elizabeth Seton (1774-1821) hasta el filántropo y empresario Johns Hopkins (1795-1873).

Leggett catalogó las escuelas católicas como maravillosas, elogió el ambiente que ofrecen para aprender y la alta calidad de la educación que brindan. Felicitó a los chicos por la estupenda labor y dijo sentirse muy orgulloso por lo que pudo percibir en esta exposición.

Elena Visoso, vestida como la flor típica de Maryland (black eyed susan), le explicó al ejecutivo los símbolos del estado: la bandera, el ave (Baltimore Oriole), la piedra (Patuxent River) y el árbol (Wye Oak) típico de este estado. La alumna de raíces mexicana y española considera que esta actividad es valiosa para enseñarle a los niños lo que es importante en Maryland y para que conozcan su estado.

Contó que está contenta de vivir en Maryland, que le gustan sus árboles y paisajes, que pasea con sus padres con frecuencia por el estado para disfrutar de sus parques y bellezas naturales.

Es la primera vez que se realiza esta actividad para celebrar al estado de Maryland en St. Francis International y, según su director Tobias Harkleroad: “Es una oportunidad para que los niños conozcan a sus representantes, comprendan que son parte de una gran sociedad y aprendan que deben participar en la misma”.

Carolyn Chabolla, profesora de español de octavo grado, considera que estas actividades son muy enriquecedoras para el estudiantado. “Los niños aprenden más a través de este tipo de actividades y proyectos e intercambiando con otras personas, que escuchando a su maestra”.

De hecho, explicó que con ‘esta jornada dedicada a Maryland’ los estudiantes investigaron, aprendieron sobre su estado, la historia, los personajes importantes de ayer y de hoy, la función de los políticos y más. “Al disfrazarse y representar a estas personalidades, aprendieron cómo fueron ellos y qué hicieron... y no lo van a olvidar”.