Ricardo Ccancce fue el encargado de representar al papa Francisco. Se le observa rodeado de otros alumnos que personificaron a los cardenales presentes en el cónclave. (Foto/Michael Hoyt)
Ricardo Ccancce fue el encargado de representar al papa Francisco. Se le observa rodeado de otros alumnos que personificaron a los cardenales presentes en el cónclave. (Foto/Michael Hoyt)
Estudiantes de la escuela internacional St. Francis de Silver Spring, Maryland, revivieron el cónclave, el viernes pasado, luciendo atuendos similares a los que usaron los cardenales en la Capilla Sixtina. Una decena de niños, además de mostrar su talento histriónico, tuvieron la oportunidad de aprender sobre el proceso de elección de un nuevo pontífice.

Los actores analizaron el retiro de Benedicto XVI como un evento que no ocurría en casi 600 años, y explicaron a sus compañeros que el arzobispo de Washington, cardenal Donald Wuerl, participó en el cónclave donde el alto clero escogió al papa Francisco.

Una pantalla gigante mostraba imágenes de la plaza de San Pedro y la ‘fumata’ blanca saliendo por la chimenea del Vaticano, el histórico miércoles 13 de marzo, indicando que ya la Iglesia Católica tiene un líder. Fue entonces cuando uno de los niños gritó ‘¡Habemus Papam!’ (’Tenemos Papa’). Seguidamente, salió a la ventana Ricardo Ccancce, vestido de papa Francisco, a saludar a la multitud, acompañado de varios ‘cardenales’.

El estudiante de quinto grado lucía un enorme anillo y se mostraba emocionado al personificar al nuevo pontífice. “Mis papás y yo estamos contentos porque después de tanto tiempo, al fin hay un Papa latinoamericano”, expresó al concluir el acto.

Ricardo, de 11 años y origen peruano, comentó que se trata de un momento muy especial para él porque su escuela lleva el mismo nombre del nuevo Papa. Además, el pontífice nació el mismo día que Ricardo: 17 de diciembre.

A los estudiantes se les explicó la elección del nombre Francisco por parte del cardenal Jorge Mario Bergoglio (en honor a San Francisco de Asís) y cómo otrora el cardenal Karol Józef Wojtyla eligió ser Juan Pablo II y el cardenal Joseph Aloisius Ratzinger optó por ser Benedicto XVI.

Esta actividad brinda la oportunidad a los estudiantes de experimentar lo que es la Iglesia Católica global -según el director de la escuela St. Francis (San Francisco). Tobias Harkleroad explicó que los alumnos pasaron varios días estudiando en preparación para esta simulación del cónclave y vivieron juntos la emoción del anuncio en la comunidad escolar.

Al ver el esperado humo blanco por televisión, alumnos, maestros, empleados y padres se fueron aglomerando en la escuela, en un ambiente de gran expectativa. Siguieron paso a paso en vivo las noticias desde el Vaticano en una pantalla gigante en la cafetería escolar. Fue así como unas 800 personas, tomadas de la mano y orando, recibieron la primera bendición dada por el papa Francisco al mundo.

“Somos un colegio católico y pude sentir la unión de todos, felicidad, alegría y muchas emociones”, expresó la alumna Eloisa Hernández (salvadoreña de 15 años). “Un Papa latino es prueba de que los latinos tenemos poder y estamos influenciando al mundo. Espero que interceda por nosotros y que rece por la paz, especialmente en Colombia y México donde hay tanta violencia”.

Eloisa confía en que el pontífice visitará América Latina con más frecuencia que sus antecesores. “Y si va de visita a El Salvador, yo me voy pa’llá”, dijo graciosamente.

Feliz se mostraba la alumna Francis Picado (14) porque el Papa es hispanoamericano y además tiene su mismo nombre. “Va a ser un buen Papa y creo que hará buenas cosas para todos”, dijo la estu- diante costarricense de octavo grado al concluir el mini-cónclave.