Maryland registró, entre junio y julio de este año, el mayor aumento en casos de préstamos en mora y embargos en el área metropolitana, con un incremento del 66 por ciento, es decir 5.152 casos. Y en este tiempo de crisis económica y pérdida de trabajos, es en el condado de Prince George donde se están ejecutando más embargos.

Por eso, la organización CARECEN convocó a una charla para prevención de ejecuciones hipotecarias el sábado pasado en el centro comunitario Rollingcrest-Chillum de Hyattsville y brindó información en español y asesoramiento a dueños de casa que encaran dificultades para pagar sus hipotecas.

“Gano cuatro dólares menos por hora y además me subieron casi 400 dólares la mensualidad de la hipoteca, lo que me hace difícil pagar la cuota de la casa”, explicó Milton Brizuela. Este inmigrante salvadoreño, residente de Riverdale, no puede vender su vivienda al mismo precio que la compró porque se ha devaluado, está preocupado por su situación y llegó al taller en busca de respuestas.

“Quiero saber si es normal que se tarde tanto el proceso de reestructuración de la hipoteca que comencé hace cuatro meses”, dijo.

Suzeth Pimentel, consejera de vivienda de CARECEN, le explicó que los préstamos que son respaldados por las organizaciones Fannie Mae y Freddie Mac se agilizan, pero si ése no es el caso el proceso es más largo porque piden más documentación.

“Si no llego a un arreglo para bajar las cuotas, voy a tener que abandonar mi casa”, comentó Milton. “No me preocupa dañar el récord de crédito porque podría rentar en una mejor zona o comprar a un mejor precio y usar el récord de mi esposa.”
Pimentel le explicó a los presentes los doce pasos que todo propietario debe saber para no perder su vivienda.

1. Comuníquese de inmediato con su banco. Aún si está atrasado en sus pagos o en el proceso de ejecución hipotecaria, su banco puede ayudarlo a encontrar una solución.

2. Pregunte a su banco por las alternativas, incluyendo los planes de reintegro de pagos, aplazamientos de pagos regulares y otras opciones de reestructuración de pagos.

3. Proporcione rápidamente toda la información solicitada por su banco a fin de evitar otras acciones pendientes a la ejecución hipotecaria. “No espere hasta el último minuto”, dijo la experta que desde octubre ha manejado 70 casos de modificación de préstamos.

4. Esté preparado para proporcionar su información financiera detallada.

5. Esté listo para cambiar sus hábitos en relación con sus gastos y crear un presupuesto factible.

6. Consulte con un consejero aprobado por HUD. “Para una lista de consejeros aprobados por el departamento de vivienda HUD puede llamar al 1-800-569-4287”.

7. Lea y conteste toda la correspondencia que reciba del banco. “No abrir su correspondencia no servirá de excusa ante un juicio por ejecución hipotecaria.”

8. Haga las preguntas cruciales como cuánto tiempo se tardará el proceso para llevar a cabo un plan de reestructuración. También pregunte si la venta por ejecución se pospondrá mientras el banco revisa el plan de reestructuración. Consulte cuáles son sus obligaciones establecidas en el convenio de reestructuración: fecha de vencimiento, cantidades a pagar, tiempo durante el cual se pospondrá el cobro de las mensualidades, etc.

9. Consiga un trabajo extra y use sus recursos como un segundo auto, joyas u otros bienes que pueda vender para ayudar a salvar su préstamo.

10. Manténgase comunicado en todo momento con su banco y consejero. Notifique cualquier cambio como un nuevo empleo o problemas con el pago acordado en el plan de reestructuración.

11. Tenga cuidado con las estafas. “Si una empresa le promete detener la ejecución hipotecaria inmediatamente con solo firmar un documento o pagando una cuota alta, es mentira. No se deje engañar, no firme ningún documento legal sin antes leerlo y comprenderlo en totalidad”.

12. Sea honesto, cooperador y mantenga sus promesas en cualquier convenio de reestructuración de hipoteca.

Para mayor información, llame a CARECEN al (202)328-9799.