Voluntarios utilizan una 
excavador a manual para  perforar el suelo del jardín de la escuela católica St. Francis 
International School. 
El director Tobias Harkleroad muestra la obra concluida. (Fotos/ Rafael Crisóstomo)
Voluntarios utilizan una excavador a manual para perforar el suelo del jardín de la escuela católica St. Francis International School. El director Tobias Harkleroad muestra la obra concluida. (Fotos/ Rafael Crisóstomo)
Un grupo de vo-luntarios y padres de familia de la escuela católica St. Francis International School trabajaron durante varios días para construir un nuevo parque de juegos infantiles en ese centro educativo. Todos dirigidos por el director, Tobías Harkleroad, trabajaron con mucha alegría y pensando siempre en el bienestar de los niños.

A pesar de la lluvia todos se esforzaron por hacer los agujeros en el suelo de ma-nera correcta y siguiendo las indicaciones de los ingenieros de la obra, así como participar en las labores de vaciado de concreto. Posteriormente procedieron al paciente armado de los juegos y en pocos días la obra estuvo concluida.

Gran parte del financiamiento de la obra corrió por cuenta de Dr Pepper Snapple Group y Shaw Family Foundation, quienes en conjunto aportaron más de 25 mil dólares.

Harkleroad también agradeció la colaboración económica de los padres de familia, al igual que a empresas como PBI Restauración, Supermercados Shop Rite, Pupusería Irene y Clarie Gourmet.

“Estamos aprovechando el verano para mejorar las instalaciones de la escuela y construir nuevos lugares de esparcimiento o aprendizaje para nuestros estudiantes. Lo importante en la vida es pensar siempre en el amor de Dios y en los niños”, acotó el director de la escuela católica St. Francis International School de Silver Spring (Maryland).