Foto EP/Rafael Crisóstomo
Estudiantes del último grado de la escuela internacional San Francis. En sentido horario, Clifton Etienne, Swetha Thomas, Marco Carlucci, Karla Palmer, Dacia Watson, Juan Carlos Flores, Joshua Batugo, Britteng Etienne, acompañados del director de la escuela Tobias A. Harkleroad.
Foto EP/Rafael Crisóstomo Estudiantes del último grado de la escuela internacional San Francis. En sentido horario, Clifton Etienne, Swetha Thomas, Marco Carlucci, Karla Palmer, Dacia Watson, Juan Carlos Flores, Joshua Batugo, Britteng Etienne, acompañados del director de la escuela Tobias A. Harkleroad.
A finales de agosto del año pasado cerca de 500 estudiantes iniciaron las clases en la nueva escuela Saint Francis International School de Maryland. El reto de alumnos, profesores, padres de familia y religiosos era realizar el máximo esfuerzo académico para seguir manteniendo la educación católica en el grado de la excelencia a principios del siglo XXI.

Diez meses después un grupo de cuarenta alumnos del octavo grado, luego de aprobar los exámenes de rigor, lograron convertirse en la primera promoción de la referida escuela.

Tobias Harkleroad, director de St. Francis International School, dijo sentirse orgulloso del esfuerzo realizado por todos los alumnos durante el primer año de la escuela, en especial los integrantes de la primera promoción. “El entusiasmo y el esfuerzo de los muchachos es digno de destacar. Todos los objetivos académicos trazados para el año 2010-2011 se han cumplido a cabalidad”.

Agregó que gracias a la cooperación de los padres de familia, la ayuda de instituciones caritativas, así como el aval de la Arquidiócesis de Washington, se pudieron implementar con éxito varios programas académicos y deportivos.

El director Harkleroad manifestó que los alumnos fueron muy comprensivos con sus maestros durante el primer año de la nueva escuela. “Este año escolar logramos mantener la excelencia académica en todos los grados. Para el próximo año todo será mejorado con la ayuda de maestros y padres de familia”.

Como se sabe, Saint Francis International School tiene como objetivo básico brindar educación integral que comprenda niños de dos años, que pasen por la educación inicial y se consolide durante la etapa primaria de los grados uno al ocho.

Las escuelas católicas, a pesar de las dificultades económicas, siempre han querido seguir estando comprometidas con el desarrollo social y cultural de las diferentes comunidades, compartiendo sus éxitos, esperanzas y esfuerzos para plasmar un auténtico progreso humano y comunitario.

Asimismo, el nacimiento de Saint Francis Interna-tional School significó la evolución académica integral, en donde la herencia católica permitirá impulsar la evangelización en los umbrales del tercer milenio.

Los pioneros

La promoción esta compuesta por Krystel Antoine y Deion Awah (Our Lady of Good Counsel High School); Quinn Atabone, Erica Chukwu, Angel Cuello, David Echeverria, Britten Etienne y Albert Stancil (Don Bosco Cristo Rey High School); Joshua Batugo, Christian Gardner yDevin Keith (DeMatha Catholic High School).

También, Dylanie Brown, Marco Carlucci, Gerik Castillo, Eyerusalem Gebremeskel y Patience Timi (St. John's College High School); Ray Butler y Sheku Marah, Nicholas Orji (Archbishop Carroll High School); Josue Castillo y Patrick Hite (Springbrook High School); Clifton Etienne (James Hubert Blake High School); y Oladoyin Fadojutimi y Jodi Iyamu (St. Vincent Pallotti High School).

Asimismo, Juan Carlos Flores y Antonio Lemus (James Hubert Blake High School); David Keith (Char-les Herbert Flowers High School); Cindy Makori, Jane Makori y Kaleb Tsegaye (Roosevelt High School); Abiodun Olojo (Montgomery Blair High School); Karla Palmer y Bisah Suh (Academy of the Holy Cross); y Satchel Robinson (Bowie High School).

Finalmente, Johane Hilaire y Swetha Thomas (Montgomery Blair High School); Diacial Toee (Quince Orchard High School); Ian-Brolin (Tumenta Montrose Christian School) y Dacia Watson (Elizabeth Seton High School).