La educación es la clave del éxito. Los padres de familia están obligados a ser los primeros maestros de sus hijos en casa.
La educación es la clave del éxito. Los padres de familia están obligados a ser los primeros maestros de sus hijos en casa.
Leer es placentero, valioso e importante. Cuando  una persona se apasiona por la lectura, su perspectiva del mundo cambia y su vida se transforma.

Leerle a un niño en voz alta es  sencillo y es lo más importante que un padre o madre puede hacer para ayudar a su hijo a prepararse para la lectura y el aprendizaje.

Desafortunadamente, uno de cada tres niños en Estados Unidos llega a preescolar sin la preparación básica para  ingresar al sistema educativo. Sólo la mitad de los jóvenes leen a diario y a un escaso 15 por ciento de ellos se les lee menos de tres veces a la semana. Precisamente, la campaña ‘Léale en voz alta 15 minutos’ busca revertir estas cifras alentando a los padres a desarrollar esta sencilla tarea diaria de leerles a sus pequeños.

Los expertos en el desarrollo del cerebro recomiendan leerles -en especial- desde recién nacidos hasta los tres años porque son los años claves en el desarrollo de las habilidades del lenguaje en el cerebro.

La alfabetización es una combinación de vocabulario, fonética, familiaridad con la palabra escrita, comprensión y capacidad de expresarse. Cuando a un niño se le lee en voz alta se le están construyendo estas habilidades.

La campaña recalca que los padres deben leerles a sus niños por lo menos 15 minutos al día, lo cual representa en cinco años casi 28 mil minutos, que son suficientes para sembrar en el individuo el enriquecedor hábito de la lectura que puede cambiar su vida.

La campaña les pide a los papás que cuiden del desarrollo cerebral de sus bebés, así como están pendientes del desarrollo físico, y que se preocupen por alimentar el cerebro  de los más pequeñitos y  los mantengan ‘bien nutridos’.    

Esta iniciativa cuenta con el respaldo de 900 afiliados, como UPS, Home Depot, universidades, centros de cuidado infantil, escuelas, librerías, hospitales y organizaciones a nivel nacional para alentar a los padres a asumir su  responsabilidad de ‘nutrir’ intelectualmente a sus hijos. “Queremos que los padres hagan la conexión de que los cerebros de los bebés también necesitan alimentarse con alimento para el cerebro”, dijo la Dra. Candace Kendle, presidenta de la campaña nacional.

Se refiere a exponer a los bebés al vocabulario, construir conocimiento y ofrecerles ricas interacciones con los seres queridos. “Una de las mejores actividades para nutrir el cerebro del bebé es leerle en voz alta juntos por lo menos durante 15 minutos al día desde que nace”, dijo.

Los padres son los primeros educadores de sus hijos y es importante que se comprometan a leerles cada día y a explicarles la importancia de la lectura a todos los que interactúan con sus hijos: abuelos, niñeras, maestros y quienes les cuidan en los centros de cuidado infantil. Convertir esta práctica sencilla en una rutina de los padres, cambiará la cara de la educación en el país -aseguran los que lideran este movimiento con el claro objetivo de que todo niño ingrese a preescolar listo para leer y mucho.

Para detalles, visite: www.readaloud.org